Roban en oficinas de ADDA

Malvivientes causaron daño e ingresaron a las oficinas de la Asociación de Diabéticos de Andalgalá que funciona en esta Capital. Según la información, el hecho sucedió en el inmueble ubicado sobre avenida Belgrano.

Los delincuentes, luego de forzar las puertas del garaje y de otras dependencias, lograron llevarse algunos elementos de valor, sin embargo habían dejado todo listo para llevarse en un segundo tramo el botín restante.

Las autoridades de la institución hicieron la denuncia correspondiente pero a su vez solicitaron la colaboración de la comunidad en lo que atañe a la donación de aberturas que quedaron dañadas y no ofrecen la seguridad que amerita.

«Nos hicieron un daño terrible; tenemos amargura e impotencia porque no es la primera vez que le roban a ADDA Capital; la vez anterior nos robaron computadoras, equipos; la verdad que nos da mucha bronca pero hay que seguir adelante” señalaron desde la entidad.

Cabe destacar que la ONG andalgalense no tan solo ayuda a los diabéticos de la capital, sino que también es una guía para aquellos pacientes con distintas patologías que deben concurrir a un centro de salud.

Aprehendido

Por otro lado, se arrestó a un individuo que fue sorprendido intentando robar.

En la noche del martes, a las 21.40, personal de la Comisaría Primera se constituyó en un local comercial ubicado en la Peatonal Rivadavia, entre las calles Zurita y Mate de Luna, y aprehendió a un hombre de apellido Chasampi, de 30 años, quien habría sido sorprendido por empleados de un local comercial intentando sustraer dos (02) gorras, que quedaron en calidad de secuestro.

Se invitó al encargado del comercio a denunciar el hecho en el Precinto Judicial N° 1, mientras que el aprehendido quedó alojado en la dependencia policial a disposición de la Fiscalía de Instrucción en turno.

Asimismo, en los primeros minutos de la madrugada de ayer, a la 00.10, efectivos de la Comisaría Décima, mientras realizaban recorridos por las inmediaciones de la Terminal de Ómnibus, arrestaron a un hombre de 56 años, quien había sido sorprendido merodeando en actitud sospechosa.

Como carecía de la documentación para acreditar su identidad, el sujeto fue trasladado y alojado en la dependencia policial.