Crecidas del río del Valle amenazan con inundar viviendas

Pertenecen al asentamiento «Los Bajos», ubicado en la zona del Camino de la Virgen. El agua pasa a escasos metros de las casas.

El fuerte temporal del pasado fin de semana volvió a mostrar que la crecida del río del Valle pone en riesgo a las familias que construyeron sus viviendas a la vera del cauce, es decir de Valle Viejo o Capital, porque la mayoría no tomó  medidas de precaución en una zona inundable.

Del lado de Las Chacras se encuentra el asentamiento “Los Bajos”, donde muchas viviendas están al borde del río, en tanto que desde el sector capitalino otras tantas construcciones se encuentran muy expuestas, algunas levantadas hace poco tiempo de manera precaria prácticamente dentro del lecho del río a pocos metros de ser alcanzadas por el agua en caso de un mayor aumento del caudal.

Por el incremento del agua a causa del desborde del dique de Las Pirquitas el fin de semana pasado, algunas familias decidieron retirar sus pertenencias de manera preventiva, para evitar inundarse en el caso de un desborde del río, pero otros habitantes comentaron que no recibieron ningún tipo de alerta ni ayuda de parte de ningún organismo.

Entre las viviendas expuestas se encuentra una casa ubicada a un costado del Camino de la Virgen, del sector de Capital, donde funciona un merendero comunitario. Otro de los riesgos es la cantidad de niños que residen en este lugar y que juegan cerca del río, en barrancas que de a poco son cubiertas por el agua.

 

sin servicios

Varias localidades de interior de la provincia estuvieron sin servicio de energía eléctrica ni de agua potable hasta ayer por las crecidas de ríos y arroyos por la intensa lluvia.

Una de las más complicadas era la localidad de Rincón, en el departamento Pomán, donde cayeron postes y cables del tendido eléctrico. Allí personal de la empresa Energía Catamarca SAPEM fue restableciendo hasta anoche el servicio.

Desde la empresa distribuidora de energía se comunicó que otro lugar donde todavía no pueden ingresar por los caminos anegados es el paraje Las Latas, en Recreo. La situación es similar en otros distritos de la provincia donde se realizan trabajos en la línea de media y de baja tensión para normalizar el servicio afectado por el temporal.

«El esfuerzo de los operarios es una constante similar de las Distribuidoras en Lavalle, Ancasti, Los Altos, La Merced, Chumbicha, Belén, Recreo, para solucionar los daños dejados por el temporal», contaron desde la empresa.

Sin agua en el Sur

A pesar de que desde Aguas de Catamarca anunciaron que habilitaron el servicio, ayer en el Sur de la ciudad todavía había varios barrios que seguían hasta anoche sin agua por la rotura del caño de impulsión del pozo 55.

Pertenecen al asentamiento «Los Bajos», ubicado en la zona del Camino de la Virgen. El agua pasa a escasos metros de las casas.

El fuerte temporal del pasado fin de semana volvió a mostrar que la crecida del río del Valle pone en riesgo a las familias que construyeron sus viviendas a la vera del cauce, es decir de Valle Viejo o Capital, porque la mayoría no tomó  medidas de precaución en una zona inundable.

Del lado de Las Chacras se encuentra el asentamiento “Los Bajos”, donde muchas viviendas están al borde del río, en tanto que desde el sector capitalino otras tantas construcciones se encuentran muy expuestas, algunas levantadas hace poco tiempo de manera precaria prácticamente dentro del lecho del río a pocos metros de ser alcanzadas por el agua en caso de un mayor aumento del caudal.

Por el incremento del agua a causa del desborde del dique de Las Pirquitas el fin de semana pasado, algunas familias decidieron retirar sus pertenencias de manera preventiva, para evitar inundarse en el caso de un desborde del río, pero otros habitantes comentaron que no recibieron ningún tipo de alerta ni ayuda de parte de ningún organismo.

Entre las viviendas expuestas se encuentra una casa ubicada a un costado del Camino de la Virgen, del sector de Capital, donde funciona un merendero comunitario. Otro de los riesgos es la cantidad de niños que residen en este lugar y que juegan cerca del río, en barrancas que de a poco son cubiertas por el agua.

 

sin servicios

Varias localidades de interior de la provincia estuvieron sin servicio de energía eléctrica ni de agua potable hasta ayer por las crecidas de ríos y arroyos por la intensa lluvia.

Una de las más complicadas era la localidad de Rincón, en el departamento Pomán, donde cayeron postes y cables del tendido eléctrico. Allí personal de la empresa Energía Catamarca SAPEM fue restableciendo hasta anoche el servicio.

Desde la empresa distribuidora de energía se comunicó que otro lugar donde todavía no pueden ingresar por los caminos anegados es el paraje Las Latas, en Recreo. La situación es similar en otros distritos de la provincia donde se realizan trabajos en la línea de media y de baja tensión para normalizar el servicio afectado por el temporal.

«El esfuerzo de los operarios es una constante similar de las Distribuidoras en Lavalle, Ancasti, Los Altos, La Merced, Chumbicha, Belén, Recreo, para solucionar los daños dejados por el temporal», contaron desde la empresa.

Sin agua en el Sur

A pesar de que desde Aguas de Catamarca anunciaron que habilitaron el servicio, ayer en el Sur de la ciudad todavía había varios barrios que seguían hasta anoche sin agua por la rotura del caño de impulsión del pozo 55.

Pertenecen al asentamiento «Los Bajos», ubicado en la zona del Camino de la Virgen. El agua pasa a escasos metros de las casas.

El fuerte temporal del pasado fin de semana volvió a mostrar que la crecida del río del Valle pone en riesgo a las familias que construyeron sus viviendas a la vera del cauce, es decir de Valle Viejo o Capital, porque la mayoría no tomó  medidas de precaución en una zona inundable.

Del lado de Las Chacras se encuentra el asentamiento “Los Bajos”, donde muchas viviendas están al borde del río, en tanto que desde el sector capitalino otras tantas construcciones se encuentran muy expuestas, algunas levantadas hace poco tiempo de manera precaria prácticamente dentro del lecho del río a pocos metros de ser alcanzadas por el agua en caso de un mayor aumento del caudal.

Por el incremento del agua a causa del desborde del dique de Las Pirquitas el fin de semana pasado, algunas familias decidieron retirar sus pertenencias de manera preventiva, para evitar inundarse en el caso de un desborde del río, pero otros habitantes comentaron que no recibieron ningún tipo de alerta ni ayuda de parte de ningún organismo.

Entre las viviendas expuestas se encuentra una casa ubicada a un costado del Camino de la Virgen, del sector de Capital, donde funciona un merendero comunitario. Otro de los riesgos es la cantidad de niños que residen en este lugar y que juegan cerca del río, en barrancas que de a poco son cubiertas por el agua.

 

sin servicios

Varias localidades de interior de la provincia estuvieron sin servicio de energía eléctrica ni de agua potable hasta ayer por las crecidas de ríos y arroyos por la intensa lluvia.

Una de las más complicadas era la localidad de Rincón, en el departamento Pomán, donde cayeron postes y cables del tendido eléctrico. Allí personal de la empresa Energía Catamarca SAPEM fue restableciendo hasta anoche el servicio.

Desde la empresa distribuidora de energía se comunicó que otro lugar donde todavía no pueden ingresar por los caminos anegados es el paraje Las Latas, en Recreo. La situación es similar en otros distritos de la provincia donde se realizan trabajos en la línea de media y de baja tensión para normalizar el servicio afectado por el temporal.

«El esfuerzo de los operarios es una constante similar de las Distribuidoras en Lavalle, Ancasti, Los Altos, La Merced, Chumbicha, Belén, Recreo, para solucionar los daños dejados por el temporal», contaron desde la empresa.

Sin agua en el Sur

A pesar de que desde Aguas de Catamarca anunciaron que habilitaron el servicio, ayer en el Sur de la ciudad todavía había varios barrios que seguían hasta anoche sin agua por la rotura del caño de impulsión del pozo 55.

Pertenecen al asentamiento «Los Bajos», ubicado en la zona del Camino de la Virgen. El agua pasa a escasos metros de las casas.

El fuerte temporal del pasado fin de semana volvió a mostrar que la crecida del río del Valle pone en riesgo a las familias que construyeron sus viviendas a la vera del cauce, es decir de Valle Viejo o Capital, porque la mayoría no tomó  medidas de precaución en una zona inundable.

Del lado de Las Chacras se encuentra el asentamiento “Los Bajos”, donde muchas viviendas están al borde del río, en tanto que desde el sector capitalino otras tantas construcciones se encuentran muy expuestas, algunas levantadas hace poco tiempo de manera precaria prácticamente dentro del lecho del río a pocos metros de ser alcanzadas por el agua en caso de un mayor aumento del caudal.

Por el incremento del agua a causa del desborde del dique de Las Pirquitas el fin de semana pasado, algunas familias decidieron retirar sus pertenencias de manera preventiva, para evitar inundarse en el caso de un desborde del río, pero otros habitantes comentaron que no recibieron ningún tipo de alerta ni ayuda de parte de ningún organismo.

Entre las viviendas expuestas se encuentra una casa ubicada a un costado del Camino de la Virgen, del sector de Capital, donde funciona un merendero comunitario. Otro de los riesgos es la cantidad de niños que residen en este lugar y que juegan cerca del río, en barrancas que de a poco son cubiertas por el agua.

 

sin servicios

Varias localidades de interior de la provincia estuvieron sin servicio de energía eléctrica ni de agua potable hasta ayer por las crecidas de ríos y arroyos por la intensa lluvia.

Una de las más complicadas era la localidad de Rincón, en el departamento Pomán, donde cayeron postes y cables del tendido eléctrico. Allí personal de la empresa Energía Catamarca SAPEM fue restableciendo hasta anoche el servicio.

Desde la empresa distribuidora de energía se comunicó que otro lugar donde todavía no pueden ingresar por los caminos anegados es el paraje Las Latas, en Recreo. La situación es similar en otros distritos de la provincia donde se realizan trabajos en la línea de media y de baja tensión para normalizar el servicio afectado por el temporal.

«El esfuerzo de los operarios es una constante similar de las Distribuidoras en Lavalle, Ancasti, Los Altos, La Merced, Chumbicha, Belén, Recreo, para solucionar los daños dejados por el temporal», contaron desde la empresa.

Sin agua en el Sur

A pesar de que desde Aguas de Catamarca anunciaron que habilitaron el servicio, ayer en el Sur de la ciudad todavía había varios barrios que seguían hasta anoche sin agua por la rotura del caño de impulsión del pozo 55.

Pertenecen al asentamiento «Los Bajos», ubicado en la zona del Camino de la Virgen. El agua pasa a escasos metros de las casas.

El fuerte temporal del pasado fin de semana volvió a mostrar que la crecida del río del Valle pone en riesgo a las familias que construyeron sus viviendas a la vera del cauce, es decir de Valle Viejo o Capital, porque la mayoría no tomó  medidas de precaución en una zona inundable.

Del lado de Las Chacras se encuentra el asentamiento “Los Bajos”, donde muchas viviendas están al borde del río, en tanto que desde el sector capitalino otras tantas construcciones se encuentran muy expuestas, algunas levantadas hace poco tiempo de manera precaria prácticamente dentro del lecho del río a pocos metros de ser alcanzadas por el agua en caso de un mayor aumento del caudal.

Por el incremento del agua a causa del desborde del dique de Las Pirquitas el fin de semana pasado, algunas familias decidieron retirar sus pertenencias de manera preventiva, para evitar inundarse en el caso de un desborde del río, pero otros habitantes comentaron que no recibieron ningún tipo de alerta ni ayuda de parte de ningún organismo.

Entre las viviendas expuestas se encuentra una casa ubicada a un costado del Camino de la Virgen, del sector de Capital, donde funciona un merendero comunitario. Otro de los riesgos es la cantidad de niños que residen en este lugar y que juegan cerca del río, en barrancas que de a poco son cubiertas por el agua.

 

sin servicios

Varias localidades de interior de la provincia estuvieron sin servicio de energía eléctrica ni de agua potable hasta ayer por las crecidas de ríos y arroyos por la intensa lluvia.

Una de las más complicadas era la localidad de Rincón, en el departamento Pomán, donde cayeron postes y cables del tendido eléctrico. Allí personal de la empresa Energía Catamarca SAPEM fue restableciendo hasta anoche el servicio.

Desde la empresa distribuidora de energía se comunicó que otro lugar donde todavía no pueden ingresar por los caminos anegados es el paraje Las Latas, en Recreo. La situación es similar en otros distritos de la provincia donde se realizan trabajos en la línea de media y de baja tensión para normalizar el servicio afectado por el temporal.

«El esfuerzo de los operarios es una constante similar de las Distribuidoras en Lavalle, Ancasti, Los Altos, La Merced, Chumbicha, Belén, Recreo, para solucionar los daños dejados por el temporal», contaron desde la empresa.

Sin agua en el Sur

A pesar de que desde Aguas de Catamarca anunciaron que habilitaron el servicio, ayer en el Sur de la ciudad todavía había varios barrios que seguían hasta anoche sin agua por la rotura del caño de impulsión del pozo 55.