Consecuencias de la torrentada en Capayán

La creciente del río Miraflores se llevó un sifón que servía para distribuir agua de riego a los colonos y productores de la zona quienes cuestionaron a los técnicos del gobierno por realizar esta obra con evidentes precariedades estructurales, tal como habían advertido. Analizan cortes de ruta.

Los productores olivícolas, nogaleros y colonos, estimaron perdidas millonarias como consecuencia de la destrucción del sifón instalado en el río Miraflores.

«Habiamos advertido que los arreglos que hicieron en la toma de agua no eran consistentes, hicieron un maquillaje y por eso la corriente se llevó todo», indicó un colono.

Precisamente hoy se reunían  con  compradores de aceitunas  y  fijaran  un  precio $40,- por kgs.  Estimando  una producción de 1.500.000 kgs,  la crecida los deja sin agua de riego. Si el corte se prolonga por más de 7 días corre riesgo de que la perdida sea total de la producción.