Condena para policías corruptos

La Fiscalía solicitó penas de hasta ocho años de prisión para cuatro efectivos de la Policía Federal acusados de fraguar procedimientos contra personas inocentes durante los años 1997 y 1998.

Se trata de los efectivos Héctor José Lusarreta, Hugo Daniel Rodríguez, Carlos Francisco Giusepucci y Ricardo Maldonado, para quienes además de las penas solicitadas requirieron una inhabilitación especial por el doble tiempo de la condena para ocupar cargos públicos.

Según publicó el portal Fiscales.gob.ar, para Lusarreta, el fiscal Fabián Céliz y el auxiliar fiscal Germán Wechsler, pidieron ocho años de prisión por los delitos de privación ilegal de la libertad agravada reiterada en cinco hechos, falsedad ideológica de instrumento público y falso testimonio agravado por ser cometido en contra del imputado.

En tanto que para Rodríguez y Giusepucci solicitaron una condena de cuatro años y dos meses de prisión por «privación ilegal de la libertad agravada reiterada en dos hechos», «falsedad ideológica de instrumento público» y «falso testimonio agravado por ser cometido en contra del imputado».

Y en el caso de Maldonado, los fiscales pidieron una pena de cuatro años de prisión por los mismos delitos.

Durante el comienzo del debate, los jueces Guillermo Friele y Luis María Rizzi, y la jueza Marcela Rodríguez, integrantes del Tribunal Oral en lo Criminal y Correccional N°30 rechazaron un pedido de prescripción y también la nulidad del requerimiento de elevación a juicio.

La investigación se inició luego de un informe de la «Comisión Investigadora de Procedimientos Fraguados», creada en el 2000 por la Procuración General de la Nación.

Allí se indicaba que se habían detectado patrones comunes en el actuar policial que evidenciaban que algunos integrantes, a través de maniobras fraudulentas, habrían iniciado causas penales en contra de personas presumiblemente inocentes de baja condición sociocultural.

Las maniobras consistían, según el informe, en utilizar a una persona «como carnada» que le ofrecía un trabajo «informal» a otra.