Curioso proyecto en Diputados

En la cámara baja de la Legislatura, el diputado opositor Carlos Molina presentó un curioso proyecto. La iniciativa apunta a prohibir “el uso y tratamiento indebido de títulos académicos por quienes detenten cargos públicos”. Además, se enfoca en la prohibición del “uso y tratamiento indebido del grado académico de ‘doctor’ a personas que no posean doctorados”.

Dentro del proyecto, el diputado explica que en los últimos tiempos “se ha tornado frecuente que quienes ocupan cargos públicos se hagan llamar ‘doctor’, ‘licenciado’ o ‘profesor’ sin serlo”. En este orden de ideas, contempló que dicha situación “implica no sólo una defraudación al pueblo de Catamarca, que confía en quienes se postulan a cargos electivos, sino también a la ética universitaria, que impone que sólo los institutos de enseñanza superior pueden expedir diplomas con tales características”.

Así las cosas, Molina diferencia que para el caso de los abogados, hay una antigua deformación del uso del título “doctor” por parte de todos los poseen sólo el título de grado.

“Si es grave, a mi entender, que los ciudadanos usen títulos académicos que no les corresponden, mucho peor es que lo hagan quienes ejercen cargos públicos o aspiran a ellos”, argumenta Molina.

“(…) Propongo que se prohíba el uso de títulos académicos que no correspondieren y con ello salvaguardar de una vez por todas el monopolio que tiene nuestra educación superior para poder atribuirlos”, continúa el proyecto.

De esta manera, reseña que si bien se prevén sanciones de prisión y de multa para quienes usurpen títulos habilitantes para ejercer profesiones, “en la práctica no se cumple, ya que ciertos usos que son mantenidos a fuerza de tradición, pero sin ningún fundamento”.

Molina propone que aquel funcionario o legislador que se haga presente como “doctor” sin serlo sufrirá una “inhabilitación especial de dos años para ejercer cargos públicos en la Provincia”.