Arévalo no pidió por los precarizados en las notas que envió a Jalil y a la DIL

El secretario general del SOEM, Walter Arévalo, no pidió por la estabilidad laboral de los 4.700 trabajadores precarizados que tiene la Municipalidad de la Capital en el petitorio que elevó al intendente Raúl Jalil. Tampoco lo especificó en la notificación que envió a la Dirección de Inspección Laboral.

Aunque logró movilizar a gran cantidad de trabajadores, Arévalo no fue contundente en el pedido que elevó al Ejecutivo Municipal sino que reclama para que le solucionen una situación en el área de Tránsito (turno de Alcoholemia) y de Rentas e Higiene Urbana. Además, exige el apartamiento del secretario de Protección Ciudadana, Juan Zelarayán.

En la nota que el 4 de noviembre elevó a Jalil, Arévalo relata que al haber tomado intervención, le comunicó personalmente al intendente, «al solo efecto de que en carácter urgente, tome conocimiento e intervención inmediata frente a las situaciones planteadas» y aclara que sobre ese tema se dejó una nota adjunta ratificada por trabajadores.

De esta manera, en la presentación no reclama por la estabilidad que supuestamente se otorgó a 60 funcionarios municipales y tampoco expresa nada con respecto al proyecto que impulsa el SOEM para evitar los ingresos políticos al municipio.

«La inacción es evidente, por lo tanto, los trabajadores no serán expuestos a cumplir sus tareas, bajo las condiciones que la realizan, poniendo en riesgo no solo su integridad física sino la de terceros, dado que al momento de deslindar responsabilidades los únicos afectados son los compañeros y no así los que tienen la obligación de hacerlo», expresó.

Por último, el titular del SOEM le comunica a Jalil que por la extemporaneidad y la falta de respuesta iniciarán un paro el martes 12 de noviembre. En este marco, reclamó por la solución por una problemática interna de la Secretaría de Protección Ciudadana y pidió el apartamiento del secretario Juan Zelarayán, liquidación del adicional que perciben los empleados de Rentas Municipal y también menciona la situación de los vehículos afectados a la recolección de residuos. Advierte que la medida será por 24 horas y se agravará en la medida que no haya respuestas.

Por otra parte, envió también una nota al director de Inspección Laboral, Ismael Zalazar, en la que informa que la Comisión Directiva y el cuerpo de delegados decidió iniciar medidas de acción directa.

Luego, señala que ante la «falta de respuestas y soluciones de las áreas de Tránsito, Higiene Urbana, Rentas, Obras Particulares y Catastro se dispuso iniciar un paro por tiempo indeterminado a partir de la cero hora del martes 12.

Navarro

Tras los incidentes, el concejal Fernando Navarro (JC) rechazó las agresiones y la destrucción de bienes del Concejo Deliberante.
El edil dijo que entendía la bronca de los municipales por los supuestos nombramientos de precandidatos en el municipio, pero agregó que «el camino no es la violencia».

«El que tiene que dar esa respuesta es el intendente Jalil, no son ni los concejales del oficialismo ni de la oposición», señaló.