Se viene el italiano De Rossi a Boca

El volante europeo llegaría a Buenos Aires entre viernes y sábado para cerrar su contrato y sumarse al Xeneize.

La novela de la llegada del mediocampista Daniele De Rossi a Boca tiene su final feliz. En Italia afirman que «De Rossi ha decidido, jugará en Boca Juniors». Luego de varias idas y vueltas, de la chance de dejar todo o sumarse a la Fiorentina, parece que Daniele (35 años) vendrá para Buenos Aires.
Sky Sport tiró la noticia, Gazzetta dello Sport la replicó, rebotó en ForzaRoma y LaRoma24 (sitios especializados del equipo de la capital italiana) y explotó en Argentina, más precisamente en la República de la Boca. Los medios tanos dicen que Daniele decidió seguir en Boca y que su salario sería de 500 mil euros por cinco meses de contrato. También que llegaría a Buenos Aires entre viernes y sábado, según aseguraron periodistas de Sky Sports y Mediaset de Italia. Lo dan en un 99% cerrado. Ese 1% pueden ser detalles. O no. Sin palabra oficial, y con tanta ida y vuelta, la duda sobrevuela. Aunque en Boca ya saben la postura de De Rossi y lo esperan para resolver todo.

Benedetto se va
Boca Juniors tomó la decisión de vender a Darío Benedetto al Olympique de Marsella del fútbol francés, cuya última oferta formal por el delantero ascendía a 15 millones de euros. La dirigencia decidió vender al futbolista, que les había hecho saber que quería jugar en Europa.
Con este escenario, los abogados de las partes comenzarán a pulir los contratos y en los próximos días el «Pipa» viajará a Francia para firmar un vínculo por cuatro años.
El principal apuntado para reemplazarlo era Guido Carrillo, pero en las últimas horas, el delantero cuyo pase pertenece al Southampton, comunicó que su decisión es continuar en Europa.

Oferta rechazada por Nández
Boca rechazó ayer una oferta formal del Cagliari de Italia de 15 millones de euros por el volante uruguayo Nahitan Nández, que por ahora continuará en la institución si no aparece ninguna propuesta que satisfaga a la dirigencia.
Los italianos ofertaron ese monto por el 70 por ciento de la ficha que tiene el «xeneize», pero aquél fue considerado insuficiente ya que pretenden un dinero que se acerque a la cláusula de salida, valuada en 22 millones de esa moneda.