FCyS- Cambiemos: se calienta la pelea por los espacios

Las arduas negociaciones  y la falta de acuerdo en el Frente Cívico y Social-Cambiemos tienen una única razón: son pocos los lugares en las listas con cargos expectantes y muchos los sectores que quieren entrar en el reparto. A esto se suma que los principales espacios dentro de la UCR no quieren entregar los que ya tienen.

Dejando de lado los cargos de gobernador y vice, de intendentes y concejales en el interior, en esta elección el Frente Cívico y Social-Cambiemos pone en juego nueve bancas en la Cámara de Diputados, una banca en la Cámara de Senadores, tres en el Concejo Deliberante de la Capital y una en la Cámara de Diputados de la Nación.

De las nueve bancas en la Cámara baja que el FCS-Cambiemos arriesga, siete corresponden a la UCR. En ese sentido, el Movimiento Renovador debería renovar dos: la de Verónica Rodríguez y la de Jorge Sosa. La Línea Celeste y el FAPRA, una cada uno: la de Luis Lobo Vergara y la de Paola Bazán.

Además está la banca de Humberto Valdez, que hoy no pertenece a ninguna línea interna pero siempre se caracterizó por ser orgánico. En ese sentido y teniendo en cuenta que ya hizo pública su intención de competir por la intendencia de FME, su lugar podría ser reclamado por las fuerzas que comandan al radicalismo o por el propio Valdez, para otorgarlo a un dirigente de su confianza.

También se renueva la banca de la devenida corpaccista Analía Brizuela. Su lugar podría ser reclamado por cualquier espacio.

Finalmente, está la silla de Juana Fernández, hoy referente de MORADA, pero antes integrante del Movimiento Renovador. No se descarta que el sector que comanda el diputado Eduardo Brizuela del Moral lo reclame, pero se deberá enfrentar al espacio de Fernández que también pedirá retener la diputación.

Posteriormente y en cuanto a las bancas de los diputados no radicales, está la de Rubén Manzi de la Coalición Cívica-ARI y la de Carlos Molina del PRO.

En el Concejo Deliberante de la Capital, dos de los tres escaños a renovar corresponden al Movimiento Renovador representado a través de los ediles José Vega y Diego Villafáñez. La Línea Celeste tiene al concejal Carlos Álvarez. En estas elecciones, las bancas que renueva el FCS-Cambiemos corresponden a los circuitos 4, 7 y 8-9.

En el Senado, solo renueva el representante de Valle Viejo, Jorge Malnis, que ya comunicó que irá por la reelección.

En la Cámara de Diputados termina el mandato de Orieta Vera de la CC-ARI, quien completa la gestión del fallecido Amado «Coco» Quintar. La banca de Vera, como la de Manzi en la provincia (que anunció que irá por la gobernación), son reclamadas por la fuerza que comanda Elisa Carrió a nivel nacional.