Se aprobó el aumento para los municipales sin el aporte solidario

En medio de la disputa por el aporte solidario, el Concejo Deliberante de la Capital aprobó el aumento para todos los empleados municipales. Sin embargo, se excluyó en la ordenanza aprobada el artículo que establecía el polémico descuento, que será tratado por los ediles cuando el Municipio envíe otra iniciativa para tratar exclusivamente este punto.
De igual forma, el aporte solidario que deberá aprobar el Concejo no será ya de $200, sino del 1% del total de los haberes de empleados.

Sucede que horas antes, la Municipalidad y el SOEM firmaron una nueva acta acuerdo en la que la Intendencia se comprometió a retener ya no los $200, sino el 1% del total de los haberes netos en concepto de cuota solidaria para destinarlo al gremio. Con este nuevo acuerdo, se levantó el paro por tiempo indeterminado. Ahora el intendente Raúl Jalil desafió a la oposición a iniciar acciones legales si lo consideran necesario.
Mientras el FCS-Cambiemos se mantiene firme en rechazar la cuota solidaria de $200 que se incluyó en el acta acuerdo original, ayer el SOEM inició y concluyó con las medidas de fuerza que consistieron en un quite de colaboración en los lugares de trabajo. En el inicio de la jornada de protesta, el secretario general del SOEM, Walter Arévalo, consideró que el acuerdo logrado por el incremento se había caído al no ser aprobado en el Concejo Deliberante y pidió públicamente una «reapertura de las paritarias».

Aunque en términos reales el acta firmada en febrero nunca se «cayó», Arévalo consiguió sentarse nuevamente a la mesa de negociaciones con Jalil y discutir los términos de un nuevo acuerdo. Esta vez, ese nuevo acuerdo no fue una revisión del aumento salarial sino pura y exclusivamente una garantía del municipio para que el SOEM consiga el aporte solidario de los empleados no afiliados, y hasta redobló la apuesta, porque lo fijó en un porcentaje.

Con el nuevo acuerdo, los descuentos para aquellos agentes municipales que no están agremiados serán de $250 para la categoría más baja, incrementándose de acuerdo al escalafón municipal.