El conficto en Venezuela generó 13 muertos

Trece muertos dejaron los disturbios en Venezuela entre el martes y ayer como consecuencia del conflicto institucional.
La crisis se profundizó ayer cuando el jefe de la Asamblea Nacional, Juan Guaidó, se autoproclamó como presidente interino de Venezuela para presionar la salida del poder del mandatario Nicolás Maduro, y recibió el reconocimiento de Estados Unidos, Argentina, y varios países de América Latina que integran el Grupo de Lima.

Por su parte, Maduro anunció que rompe todo tipo de vínculo con EEUU y dio un plazo de 72 horas para que el país norteamericano retire a sus diplomáticos de esas tierras. Hubo manifestaciones en Buenos Aires en contra del régimen del sucesor de Hugo Chávez.
Ante una multitud en Caracas, Guaidó juró «asumir formalmente las competencias del Ejecutivo Nacional para lograr el cese de la usurpación, un gobierno de transición y tener elecciones libres».

Al mando de la jefatura legislativa desde el 5 de enero, el opositor dijo estar facultado por la Constitución y aseguró que daba el paso «entendiendo que estamos en dictadura», y respaldado por la comunidad internacional.
De hecho, el presidente Donald Trump fue el primero en reconocerlo «oficialmente», y luego siguieron los gobiernos de Brasil, Colombia, Perú, Canadá, Argentina y el secretario general de la OEA, Luis Almagro. De esta manera, intentan terminar con el segundo mandato que inició Maduro el pasado 10 de enero, por considerar que fue reelegido en mayo pasado en unos comicios fraudulentos.
«Estoy reconociendo oficialmente al Presidente de la Asamblea Nacional de Venezuela, Juan Guaidó, como presidente interino de Venezuela. En su papel de única rama legítima del gobierno debidamente elegida por el pueblo venezolano, la Asamblea Nacional invocó la Constitución del país para declarar a Nicolás Maduro ilegítimo y, por lo tanto, la oficina de la presidencia quedó vacante», dijo Trump en un comunicado.
«El pueblo de Venezuela se ha pronunciado valientemente contra Maduro y su régimen y ha exigido libertad y Estado de derecho. Continuaré usando todo el peso del poder económico y diplomático de Estados Unidos para presionar por la restauración de la democracia venezolana. La violencia es el arma del usurpador; solo tenemos una acción clara: permanecer unidos y firmes por una Venezuela libre y democrática», finalizó el mandatario norteamericano.
En una estrategia consensuada entre todos los países que integran el Grupo Lima, el gobierno argentino de Mauricio Macri también reconoció como presidente interino de Venezuela a Guaidó. «Quiero expresar mi apoyo a la decisión del Presidente de la Asamblea Nacional de Venezuela, reconociéndolo como Presidente Encargado de ese país», sostuvo Macri en un mensaje publicado en su cuenta personal de Twitter, y aseguró que Argentina «apoyará todos los esfuerzos de reconstrucción de la democracia venezolana y el restablecimiento de las condiciones de vida dignas para todos sus ciudadanos».

Disturbios
Las muertes de ciudadanos, la mayoría por arma de fuego, se registraron en Caracas y los estados de Táchira, Barinas, Portuguesa, Amazonas y en Bolívar, fronterizo con Brasil donde ocurrieron saqueos, precisó el Observatorio Venezolano de Conflictividad Social (OVCS), crítico del gobierno.
Los disturbios más fuertes empezaron la noche del martes en Caracas y Bolívar, y continuaron ayer también en otras regiones del país en un jornada de masivas manifestaciones de opositores y oficialistas. Agentes antimotines se enfrentaron a un grupo de manifestantes en un sector del este de Caracas, tras la marcha opositora en la que el jefe parlamentario Juan Guaidó se proclamó presidente interino de Venezuela.