Reglamentaron la Ley Antiplus

Luego de una larga polémica, quedó reglamentada la Ley Antiplus. A casi dos meses de su sanción definitiva, fue publicada en el Boletín Oficial la norma que establece la “Obligación y deberes de entidades que contraten con OSEP en representación colectiva de prestadores y de los prestadores que contraten directo e individualmente con la obra social”.

La llamada Ley Antiplus establece en su primer artículo que faculta a la obra social a contratar a profesionales médicos y prestadores que no estén colegiados y fue el punto más criticado de la reglamentación. Pese a ello el propio director de la OSEP, Julio Cabur, se terminó comprometiendo con los colegios de profesionales a no contratar a quienes no estén adheridos a ninguna institución.

En su artículo 2, la Ley establece que “a los fines de la atribución conferida por el artículo 18° inciso N de la ley 3509, los contratos a suscribir por la OSEP y los prestadores directos o entidades que representen colectivamente a aquellos, dejarán expresamente establecida la prohibición absoluta, y bajo las penalidades previstas en la presente Ley, de exigir a los afiliados beneficiarios de OSEP cualquier tipo de contraprestación en dinero, pago de plus, adicional diferenciado o bajo cualquier otra modalidad o denominación, distinta a la orden de consulta o de practica según correspondiere, para la prestación del servicio contratado por OSEP y solicitado por el afiliado”.

De esta manera quedó en plena vigencia la ley que incluye la prohibición al cobro de plus, además de fijar la posibilidad de realizar denuncias y sanciones contra los prestadores que no cumplan con lo establecido. Hasta el momento el cobro de plus sigue siendo moneda corriente.