Saadi insiste para que el Congreso transforme en Ley el plan PROGRESAR

Se trata de una iniciativa parlamentaria del diputado nacional por Catamarca Gustavo Saadi «con el fin de generar nuevas oportunidades de inclusión social y laboral a los jóvenes en situación de vulnerabilidad a través de acciones integradas que permitan su capacitación e inserción laboral». Saadi asegura que el Congreso está virtualmente paralizado y que, entre los proyectos que no se están tratando, se encuentra éste, que fue presentado meses atrás y que, de discutirse en el Recinto, podría brindar un derecho más a los argentinos para garantizar el estudio y el progreso.

 En los fundamentos de la incitativa que la Cámara baja debería tratar con urgencia, Saadi sostiene que «los programas de respaldo económico para el desarrollo educativo de nuestros jóvenes deben dejar de instituirse como decretos voluntaristas para transformase en leyes y verdaderas políticas de estado». Además, agrega «que del análisis del PROGRAMA DE RESPALDO A ESTUDIANTES ARGENTINOS (PROGRESAR), a cuatro años de su lanzamiento, se advierte la necesidad de fortalecer el sistema de becas introduciendo nuevas estrategias y condicionalidades que contribuyan al efectivo tránsito y egreso del sistema educativo por parte de los jóvenes en situación de vulnerabilidad que buscan desarrollarse y prosperar».

 Cabe destacar que el mencionado Programa está destinado a los jóvenes de entre 18 y 24 años de edad inclusive, que quieran terminar sus estudios obligatorios o iniciar su educación superior, siempre que los mismos o sus grupos familiares se encuentren desocupados, o se desempeñen en la economía informal o formal, o sean titulares de una prestación previsional contributiva o pensión no contributiva o monotributistas sociales o trabajadores de temporada con reserva de puesto o trabajadores del Régimen de Casas Particulares. Para el caso de los jóvenes que se encuentren en un estadio avanzado de su educación superior, la edad se extiende hasta los 30 años inclusive.

Saadi afirma que el plan de becas «debe ser establecido por intermedio de una ley para garantizar de manera efectiva el derecho a la educación y el trabajo».