Jalil: “El ajuste no debe pasar por los empleados ni por los sueldos”

El intendente de San Fernando del Valle de Catamarca, Raúl Jalil, se refirió al ajuste que Nación planteó a las provincias y que tendrá, como consecuencia, fuertes recortes de fondos para Catamarca y, por ende, para los municipios.

El jefe comunal capitalino coincidió en la necesidad de bajar el déficit como plantea el Gobierno Nacional, pero dijo que los ajustes que se deben realizar deben ser acordados en el Congreso y no deben afectar a la estabilidad de los empleados ni a los sueldos.

“Estoy de acuerdo con que el país cierre esta era de tener déficit fiscal porque el déficit fiscal produce devaluaciones o desequilibrios macroeconómicos, pero esta discusión de terminar con el déficit es muy problemática, vamos a tener discusiones de todo tipo”, señaló Jalil, al tiempo que remarcó que los legisladores nacionales del oficialismo provincial “van a defender los intereses de Catamarca en el momento que se discuta el presupuesto en las cámaras”.

“Argentina tiene que terminar con el déficit” pero dijo que lo que se debe definir es “el cómo y cuándo”, sostuvo Jalil.

En diálogo con la prensa, el intendente dijo que debido a la crisis que atraviesa el país “la gente no está bien” y remarcó que en el municipio “estamos achicando un poco las secretarías para poder mantener el nivel de obra pública y el nivel de ingresos de los municipales”.

Si bien sostuvo que el panorama no es muy alentador porque “estamos entrando en una época difícil”, Jalil afirmó, a la hora de definir por dónde debe pasar el ajuste: “Comparto con la gobernadora (Lucía Corpacci) que no tiene que pasar por los salarios ni por los empleados”.

Sin embargo, ante la proximidad de la reapertura de partirarias, el intendente dijo que la baja de los ingresos estatales es importante y debe ser tenida en cuenta por los gremios. “Se vienen discusiones salariales pero estamos teniendo una baja bastante importante de la recaudación a nivel nacional y municipal y tanto los empleados municipales como los docentes van a tener que entender que, como decía la biblia, hay años de vacas gordas y años de vacas flacas”.

Por último, hizo referencia al impacto que tiene la inflación para poder realizar obras y puso como ejemplo que “el asfalto, de 400 mil pesos pasó a 800 mil pesos el camión”, recordando además que el asfaltado de calles se realiza a través del fondo sojero que Nación tiene pensado eliminar.