Barros tildó de “actor que se perdió Hollywood” a Molina

El diputado oficialista Augusto Barros cargó contra su par del PRO por la reacción que tuvo en el recinto y dijo que se trata “de un gran actor que se perdió Hollywood”. “Lo que vimos ayer fue una gran puesta en escena de un gran actor que se ha perdido Hollywood que es Carlos Molina”, ironizó sobre la reacción de su par que, a los gritos, cuestionaba que “estamos acá para hablar de los problemas de la provincia, no para esconder la cabeza”.

Qué pasó

Durante la última sesión de la Cámara de Diputados, la tensión se había adueñado del recinto cuando el diputado Carlos Molina se retiró a los gritos por la negativa del cuerpo de tratar una iniciativa suya, que propone la modificación del Artículo 1 de la Ley N° 4.910 de “Creación de la Comisión Central Permanente de la Fiesta Nacional e Internacional del Poncho”. Molina acusó al cuerpo de no querer tratar los temas que son importantes para la provincia y al cruce de sus declaraciones salió el diputado oficialista, Augusto Barros.

Fue precisamente Barros, quien había solicitado que el proyecto, junto a otros de similares características del diputado Isauro Molina sea enviado a las comisiones correspondientes para que se estudien de forma integral y en profundidad los cambios propuestos.

En este sentido, el legislador explicó que la moción de preferencia para tratar el proyecto de Molina había sido acordada para la sesión del miércoles 20 de junio pero en ese intervalo que hubo hasta la sesión de ayer,  se presentó otro proyecto del diputado Isauro Molina (FPV), también referido a una corrección general de la ley 4910.

Agregó que, como ninguna de las iniciativas tenía despacho de comisión y ni siquiera habían sido giradas a las comisiones, “entendimos que era necesario que se estudien en conjunto”. A su vez, desmintió que los proyectos en cuestión hayan sido presentados el año pasado y explicó que las críticas realizadas por el diputado del PRO sobre la contratación de los aristas para este año, no tenían relación con el proyecto. “La contratación de los artistas estaba cerrada, porque había cerrado el procedimiento al momento del proyecto, así que esto habla a las claras de que lo que hizo fue una salida demagógica en la que nada se iba a modificar esta situación”.